Autoconsumo

El autoconsumo es la posibilidad que tienen los consumidores de generar su propia electricidad, sin necesidad de volcar a la red eléctrica la energía, por lo que pueden descontarla de su factura de la luz, y no tienen que pagar ningún peaje adicional.

Con una mínima inversión, una familia tendría acceso a una instalación de 1,5 kilovatios de potencia, lo que le proporcionaría el 60% de su consumo. El sector industrial puede realizar instalaciones para cubrir parte de su demanda de energía eléctrica, sin tener que pagar peaje.

Con el inversor y los módulos incluidos en los kits, podrá inyectar energía directamente a la red eléctrica de su casa con el consiguiente ahorro en su factura. Sin necesidad de baterías, reguladores ni mantenimiento.

esquema-autoconsumo_cas