Solar Térmica

Consiste en el calentamiento de fluidos a través de la energía solar mediante sistemas de colectores solares, cada vez más eficientes.

Con las nuevas tecnologías este calentamiento de fluidos se puede dirigir a posteriori a diversas necesidades: ACS Agua Caliente Sanitaria (viviendas, centros deportivos, hospitales, etc.), agua caliente industrial, calefacción convencional o por suelo radiante, frío solar y calentamiento de piscinas.

Por ejemplo, con este sistema podemos satisfacer, con garantizada viabilidad económica, las necesidades de ACS hasta un 80%, de calefacción central hasta 40% y de climatización de piscinas hasta un 70%.

La rápida amortización de las instalaciones de este tipo, y su posterior rentabilidad vía ahorro, es cada vez más ventajosa debido al imparable aumento de los precios de las fuentes de energía convencionales (gas, electricidad, gasóleo C, etc.). El ahorro es directamente proporcional al tipo de aplicación que se quiera cubrir y a su tamaño. Además, los incrementos de precios de los combustibles y de la electricidad, harán que el periodo de amortización de la inversión, se pueda, incluso, reducir a la mitad en años venideros.

Sirva como ejemplo que, en instalaciones para hoteles, viviendas múltiples, residencias, polideportivos, piscinas cubiertas, etc., se recupera la inversión en periodos que oscilan entre los 4 y los 7 años, mientras que el ahorro neto anual depende de la dimensión de la instalación y de la demanda a que se la someta. Existen subvenciones de las Comunidades Autónomas que reducen la inversión inicial hasta en un 40% del coste total de la instalación. En resumen, ahorro cuidando el medio ambiente.

Indíquenos sus necesidades reales y nosotros dimensionamos, montamos, mantenemos su instalación, gestionamos subvenciones y resolvemos cualquier necesidad que demande.